Croacia

Europa
  • View Large
    Panoramic view of Split por city and Marijan Hill from belfry in
  • View Large
    Beautiful waterfall in a cave. Kozjak, Alpine Slovenia
  • View Large
    View of Dubrovnik in Croatia with a beautiful Landscape
  • View Large
    cityscape of Zagreb. Croatia.
  • View Large
    Waterfalls of Plitvice

Con casi cinco mil kilómetros de costa mediterránea, más de mil islas e innumerables playas, ciudades históricas e inolvidables paisajes, Croacia no sólo es uno de los más atractivos destinos europeos: también es uno de los más completos.

Tradicional destino de sol y playa para el disfrute de alemanes e italianos, Croacia recibe hoy a turistas de todo el mundo con una oferta variada que incluye playa, naturaleza y cultura. Al viajero que se adentre en su interior le esperan ciudades llenas de historia, como Zagreb y Varaždin, espectaculares parques naturales, como el de Kopavki Rit, y rincones recónditos llenos de sorpresas. En una tierra gobernada por romanos, venecianos, otomanos, húngaros y austriacos se mezclan por doquier influencias occidentales y orientales, centroeuropeas y mediterráneas. La variedad es aquí la norma

Zagreb

La capital de Croacia tiene más en común con capitales centroeuropeas como Praga o Budapest que con sus vecinas mediterráneas. Zagreb cuenta con elegantes edificios decimonónicos, una oferta cultural inagotable y una vibrante cultura urbana de paseos y cafés. Además es un lugar perfecto como base para organizar excursiones: no muy lejos están los preciosas zonas rurales de Zagorje y Zumberak, así como la maravillosa ciudad barroca de Varaždin.

Istria

La pequeña península de Istria contiene varios de los mejores resorts del país, antiguas ciudades venecianas como Porec y Rovinj, y la inolvidable ciudad de Pula, que aún conserva impresionantes ruinas romanas. Elninterior está lleno encantadores pueblecitos como Motovun, Groznjan, Roc y Hum, que desde lo alto de sus colinas guardan intacto su sabor medieval.

El Golfo de Kvarner

Inmediatamente al sur de Istria está la zona de Kvarner, que tiene por capital la industrial ciudad de Rijeka. Es un destino perfecto para los que busquen disfrutar a la vieja usanza de las playas del Adriático. Aquí hay hoteles y resorts que guardan el inimitable sabor selecto y chic de la belle époque: Lovran, Opatija y Crikvenica satisfarán al viajero más exigente.

Dalmacia

La región de Dalmacia es una larga franja costera rodeada de montañas y salpicada de pequeñas islas, pueblos de pescadores y ciudades históricas. Las principales son Zadar, que sorprenderá al viajero por la cantidad y calidad de sus iglesias medievales, y Sibenik, con su impresionante Catedral renacentista. Es obligado acercarse a las cascadas del río Krka, y también es recomendable visitar las preciosas islas del archipiélago de Kornati.

Split

En el sur de Dalmacia se sitúa la segunda ciudad más importante del país, Split, una ciudad portuaria vibrante y colorida en cuyo centro se encuentra uno de los monumentos más impresionantes del País: el palacio del emperador romano Diocleciano. En sus cercanías se pueden ver las islas de Brack, llena de encantadores pueblos y tranquilas playas, Hvar y Korcula, donde hay ejemplos formidables
de la elegante arquitectura veneciana.

Dubrovnik

En el extremo sur del país, cerca de la frontera con Bosnia Herzegovina, se alza la ciudad amurallada de Dubrovnik, la llamada “joya del Adriático” y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Es el atractivo turístico número uno del país y no es difícil entender por qué: su centro histórico parece haberse congelado en el tiempo, y coloreado de tejados rojos ofrece un contraste único e inolvidable con el azul del mar que lo rodea. A su alrededor se encuentran varias islas poco pobladas, como Kolocep, Lopud, Sipan, que son auténticos oasis de tranquilidad.

Croacia es un país pequeño donde los desplazamientos no consumirán mucho tiempo, a menos que queramos recorrerlo de Norte a Sur. De forma que, dependiendo del tiempo disponible pueden organizarse diferentes itinerarios bastante completos.
Si se dispone de una semana o menos es recomendable elegir uno de los dos grandes centros del país: Zagreb en el Norte o Dubrovnik en el Sur. En el primer caso se podrá añadir a la visita de Zagreb las zonas menos conocidas, pero no menos atractivas, del interior del país, e incluso una visita a la península de Istria. Si se opta por el sur a la ciudad de Dubrovnik se puede sumar Split, y alguna de las muchas islas de la zona.

Con dos semanas o más se puede organizar un tour completo por el país que visite todos sus grandes atractivos. Y por la cercanía de Croacia a otros países europeos es posible añadir su visita a un viaje por Italia (hay buenas conexiones por barco con varias puertos italianos) e incluso por Centroeuropa.

Croacia es miembro desde 2013 desde la Unión Europea, por lo que los ciudadanos comunitarios pueden entrar en el país sin necesidad de pasaporte.