Los amantes de la vida urbana, los rascacielos, las compras y los locales de diseño tienen en Singapur un destino de lo más apetecible. La antigua colonia británica se ha erigido en las últimas décadas como una de las mayores urbes del mundo en actividad financiera y tránsito comercial (su puerto es uno de los cinco más activos del mundo), pero ha sabido conservar un aire limpio y elegante, una comunidad multicultural perfectamente integrada y una mezcla perfecta de influencias asiáticas y europeas. Su elevado nivel de vida hace que aquí encontremos algunos de los hoteles, restaurantes y locales más lujosos del mundo.

Parque de Merlion

El Parque de Merlion se encuentra la estatua original de Merlion, la mítica figura con cabeza de león y cuerpo de pez que viene siendo la mascota y el símbolo de Singapur. La visita al parque, además de agradable, es un “must” por la panorámica que ofrece del skyline de Singapur. ¡Unas fotos desde aquí son obligadas!

Clarke Quay y Boat Quay

Uno de los mayores atractivos de Singapur, que sabrán apreciar todos los amantes de la cultura urbana, son sus bares, restaurantes y locales de copas, muchos de ellos mezclando diseños de vanguardia y cocina tradicional. Las mejores zonas para disfrutar de una cena tradicional y una copa son los barrios de Clarke Quay y Boat Quay, ambos a lo largo del río Singapur.

Little India y Chinatown

Otro de los atractivos de la ciudad, sin duda laguna, son sus barrios étnicos, pequeños microcosmos que nos transportan a mundos distintos. Little India, en particular, debe ser una visita obligada por su arquitectura, por su olor a especias y por sus colores, que nos transportan a lugares como Calcuta o Bombay.

Por otro lado, Chinatown, además de una vida animadísima y una ingente cantidad de tiendas y restaurantes, tiende una buena selección de museos y monumentos para mantenernos ocupados.

Orchard Road

Enorme atracción turística por su incomparable oferta de entretenimiento, Orchard Road es el corazón de la ciudad. Aquí se suceden tiendas de vanguardia, restaurantes y centros comerciales que harán las delicias de los amantes de las compras.

Museos

Los amantes de los museos tienen varias visitas obligadas en Singapur: el Singapore Art Museum, el Museo de las Civilizaciones Asiáticas y el Museo Nacional de Historia son los tres principales.

Además, el Singapore Science Centre ofrece todo tipo de exposiciones interactivas; los más pequeños disfrutarán del zoológico y del parque Jurong , así como del Haw Par Villa, un parque temático “mitológico”.

Además de las visitas a los lugares antes mencionados, cualquier viaje a Singapur se puede adornar con estas actividades:

  • Subir a la noria Singapore Flyer, la más alta del mundo.
  • Visitar el Esplanade, uno de los iconos arquitectónicos de la ciudad y uno de los teatros más conocidos del mundo.
  • Una visita al hotel Marina Bay, cuyas torres dominan el skyline de la ciudad.
  • Una visita al hotel Raffles, el más lujoso de la ciudad, para recorrer su galería principal y sus patios interiores.
  • Hacer el Safari nocturno en Singapur, que te enseñará la fauna de la jungla tropical al anochecer.

Para entrar en Singapur sólo hace falta estar en posesión de un pasaporte con al menos seis meses de validez. No hace falta visado para visitar inferiores a 90 días.