Tailandia es uno de los grandes destino del Sudeste asiático por sus abundantes y atractivas playas, por sus mundialmente famosas fiestas (como la Full Moon Party), por sus muchas posibilidades para los amantes del senderismo y el buceo, por Bangkok, y por su rica y colorida historia.

Conviene saber que la temporada alta en Tailandia va de Noviembre a Febrero: es cuando menos llueve y cuando aún no hace mucho calor. El Norte se puede visitar sin ningún problema entre Marzo y Junio. Septiembre y Octubre es temporada baja: hay menos turistas, pero el tiempo puede no acompañar.

 

 

Bangkok

Gran ciudad con rascacielos, templos, cultura, centros comerciales, mercadillos, vida nocturna y una multitud de posibilidades en los alrededores para organizar excursiones y salidas. Para más información, [visita nuestra sección dedicada en exclusiva a esta apasionante ciudad][[bangkok].

Ayutthaya

Ayutthaya, a poco más de una hora de Bangkok, es una ciudad apasionante, Patrimonio de la Humanidad. Fue capital en tiempos antiguos y conserva una increíble cantidad de templos y pagados en el llamado “Ayutthaya historical park”.

Chiang Mai

Para los que prefieran un emplazamiento más relajado que la capital, Chiang Mai es muy recomendable. Allí lo que abundan son los centros espirituales, las casas de masajes, los cursos de cocina tailandesa, y las excursiones a la selva, a lomos de un elefantes, a hacer senderismo, trekking y un sinfín de actividades. Además la propia ciudad es uno de los mayores centros culturales de Tailandia y mantendrá ocupado al amante de la arquitectura y los museos.

No muy lejos está Chiang Rai, otra antigua capital de hermosos templos y museos y fantástica gastronomía.

Las islas del sur

Las mundialmente famosas playas del sur de Tailandia son una visita obligada en cualquier viaje. Las más famosas y visitadas están en la isla de Phuket, en el Mar de Andaman, aunque últimamente están en alza las islas Ko Phi Phi, un poco más al sur. Aquí se rodó la famosa película “La Playa”, y desde entonces el turismo en la zona ha ido en auge, pasando de ser un destino para aventureros y mochileros a desarrollar una industria turística capaz de alojar a todo tipo de viajeros.

A estas islas hay que añadir las del lado oriental, en el Golfo de Tailandia: las islas de Koh Samui y Koh Phangan (donde tiene lugar la “Full Moon Party”, guardan un ambiente más bohemio de bares y cafés. Quien busque un ambiente más relajado lo encontrará en las cercanas Koh Tao y Koh Nang Yuan.

Tailandia está en el corazón del Sudeste asiático y muchos circuitos la incorporan a la visita de otros países vecinos, como Laos o Camboya. Si se visita únicamente Tailandia, conviene saber que las tres grandes zonas turísticas (Bangkok en el centro, Chiang Mai en el Norte, las islas en el sur) están a una buena distancia unas de otras. Hay entre ellas buenas combinaciones aéreas, pero quien no quiere añadir varios vuelos nacionales tal vez prefiera centrarse en las zonas cercanas a Bangkok o centrarse únicamente en dos de las tres zonas.

En cualquier caso, dos semanas es lo recomendable si se quiere visitar todo, aunque dedicando tres tendremos una visión más completa. Bangkok y sus alrededores puede tenernos ocupados varios días, las islas del sur no son el lugar ideal para apresurarse, y en el norte hay numerosas ciudades históricas y atracciones que visitar.

No se requiere visado para estancias inferiores a 30 días (15 días si entra en el país por vía terrestre). Se recomiendan las vacunas contra la hepatitis A y B, rabia, encefalitis japonesa, tétanos y BCG (tuberculosis).