La isla de Sicilia, en el sur de Italia, recibe al viajero entre ciudades antiguas y ricas en patrimonio, paisajes bellísimos, excelentes playas, una vida muy animada, pintorescas fiestas populares y una gastronomía que hará las delicias de todos. Sicilia es la región italiana que fue antes colonizada por los griegos y hoy conserva ruinas tan impresionantes, como las de Segesta y Agrigento, lugares que se alzan además en paisajes deslumbrantes. A continuación señalamos seis etapas ineludibles en cualquier viaje.

1. Palermo

concrete buildings near mountain
Palermo es la capital y la ciudad más poblada de Sicilia. Para los que vienen en avión suele ser el punto de entrada en la isla (los que llegan en tren lo hacen en cambio por Messina), y, por la cantidad y calidad de sus atractivos, merece más de un día de estancia.

Es una ciudad antiquísima, ocupada desde la Antigüedad, que fue dominada por el Islam y luego conquistada por los normandos, dando a la ciudad su aire actual característico de mezcla de estilos y culturas. Merecen especialmente la pena el imponente Castillo de los Normandos, la Catedral y la Capilla Palatina.

Muy cerca hay dos visitas muy recomendables: Monreale tiene un patrimonio artístico impresionante, y Érice es un lugar especialmente escénico y romántico.

2. Segesta

En las cercanías del pequeño pueblecito de Segesta, sobre unas colinas, se encuentra uno de los templos griegos mej