G A M B I A 

Gambia es la puerta más accesible para conocer el África occidental. Es un país estable, pacífico, asequible y a una distancia de vuelo no demasiado grade. Cómo antigua colonia británica, ha sido visitado como destino de vacaciones durante décadas por su atractivo clima tropical, su ambiente cálido y sus balnearios llenos de vida.

 

 

Pero Gambia no es sólo un destino costero con grandes resorts y balnearios donde descansar. Es también una puerta al interior de África que nos permite descubrir pintorescos pueblos con casas construidas de barro y recorridas por caminos de tierra roja, vibrantes mercados, campos de arroz y palmeras y festivales llenos de energía y color.

 

La mayoría de los visitantes a Gambia utilizan como base la zona de resorts en la región de Kombo, la más cercana a la capital, Banjul. Los destinos más atractivos en en este extremo del país son, además de la capital, las localidades pesqueras de Ghana TownKartong, cercanas a Senegal.

Las playas están allí más vacías y más salvajes que en las zonas turísticas. También es muy recomendable explorar el interior del país, que ofrecen clásicos paisajes de África occidental salpicados de pueblos tradicionales y atravesados por caminos de tierra roja.

Los amantes de la vida animal lo disfrutarán más aún, porque aquí la flora y la fauna es especialmente exuberante, diversa y exótica. Hay también campos de cocoteros y arrozales y pantanos de manglares y arroyos doblados por canoas, todo ello en torno al río Gambia que recorre y articula el país.Junto al pueblo de Janjanbureh se encuentra la zona con mayor cantidad de piedras megalíticas del mundo, un verdadero Stoneh enge africano que es Patrimonio de la Humanidad y que debería ser visita obligada

Gambia es el país más pequeño del África continental, de modo que recorrerlo en su totalidad no requiere demasiado tiempo. El vuelo desde Europa no es excesivamente largo, y la zona horaria es la misma, de modo que no sufriremos jetlag. La duración del viaje queda, pues, a elección del viajero.

Dada la naturaleza del país lo más recomendable es tomarse el viaje de forma tranquila y disfrutar de un turismo lento, inversivo, que nos permita conocer la naturaleza y los pueblos costeros y del interior. Para ello, una estancia de una semana puede ser suficiente.

También es recomendable, dada la situación geográfica del país, combinarlo con su vecino Senegal, lo que nos dará una visión panorámica más amplia de la región

Se puede entrar en el país, para una estancia inferior a 28 días, sin necesidad de visado: sólo es necesario un pasaporte con validez de seis meses.

Se recomiendan las vacunas de Hepatitis A y B, Tétanos, Meningitis AC y tratamiento antipalúdico

¿Te gusta esta idea?

Contacta con nosotros para que diseñemos un viaje para ti.

Compártelo:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies