S R I    L A N K A

Considerada por muchos como uno de los grandes paraísos naturales del mundo, Sri Lanka despliega un manto verde bajo el que se ocultan, entre otros animales, tigres, cocodrilos, pavos reales y los habitantes más ilustres de la antigua Ceilán, los elefantes! 

shallow focus photo of black elephants

Produce el mejor té del mundo, está bañada por playas que tienen todo lo que tienen que tener y además las estadísticas hablan por sí solas: Tiene más de 15 parques naturales, la mayor densidad de leopardos en el mundo en Yala National Park y la mayor población de elefantes fuera de África (3.000 ejemplares) 

person standing on train track

Sus calles están repletas de diversidad y fervor religioso, con un 70% de budistas y un 7% tanto de musulmanes como de hindúes y de cristianos. La mayoría de ellos practicantes. Templos budistas excavados en roca, plantaciones de té, elefantes, leopardos, playas para compartir en pareja y la fantasía de dar un salto en el tiempo: son los regalos de este exótico viaje al antiguo Ceilán.

brown buddha sculpture

Con 200.000 hectáreas cultivadas y más de 1.500.000 de personas vinculadas a la industria, Sri Lanka está entre los mayores productores (y exportadores) de té del mundo. Allí, donde el clima tropical no se siente y el frío de la sierra es el que manda, en el centro de la isla, es donde se apiñan las plantaciones del ‘País de las montañas’, a alturas entre lo 900 y los 2.500 metros. Hasta las terrazas de té se llega traqueteando despacito en un tren que parte desde Kandy o bien, sin separarse del río Mahaweli, siguiendo la carretera que serpentea perezosa y enmudece al viajero con sus vistas.

person seated on train

En la capital, Colombo, se puede ver la herencia de todos los europeos que pasaron por aquí arrebatándose el poder y la ansiada situación estratégica para el comercio de ultramar. Además, dar una vuelta por Pettah, su barrio más antiguo, y callejear por su mercado es una de las mejores cosas que hacer para sentir su cultura.Está organizado por oficios, desde comida hasta ropa, pasando por bisutería y electrónica. Su ritmo solo cesa las noches en que la luna, llena y redonda, adormece todo el país y baja aún más las pulsaciones de esta tierra, poca amiga de las prisas. 

orange volkswagen t-2 van parked on the side of the road

Aunque el país tiene una diversidad cultural que salta a la vista por su gran cantidad de templos de diferentes creencias, más del 70% se confiesa budista. Por ello no hay una ciudad más sagrada que la idílica Kandy, al pie de las montañas y a las orillas de un lago, porque allí, en el templo de Dalada Maligawa , se venera un diente de Buda.

Si ponemos rumbo al sur y nos dejamos llevar por el mar, las costas este y sur de Sri Lanka son probablemente las zonas más turísticas, donde se concentran los complejos hoteleros de lujo.

green palm trees near body of water during daytimeSri Lanka es para olerla, saborearla y disfrutarla con mucha calma.

Te llevamos?

Compártelo:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies