S U D Á F R I C A

Sudáfrica es un país diverso y precioso bañado por dos océanos, el Atlántico y el Índico, ocupado por vibrantes y coloridas ciudades, adornado por riquísimas culturas y embellecido con unos paisajes, fauna y flora verdaderamente espectaculares.

Esperan al viajero la pintoresca Garden Route en el cabo occidental, la costa subtropical de KwaZuluNatal, el paisaje semidesértico de Karoouno de los grandes destinos de los safarisy atractivas ciudades como Ciudad del Cabo, Durban, Pretoria y Johannesburgo

Ciudad del Cabo

No se puede negar que Ciudad del Cabo es la ciudad más impresionante de Sudáfrica: situada en un entorno incomparable, con la Table Mountaina su espalda y el océano Atlántico a sus pies. Pasear por la zona deV&A Waterfront, visitar elCastillo de Buena Esperanza, subir aTable Mountain para disfrutar de su increíble vista panorámica y conocer la infausta prisión de Robben Island, donde estuvo recluido NelsonMandela, son las actividades más recomendables.

 

Johannesburgo y Pretoria

Johannesburgo, o “Jo’burg”, es una metrópoli de fuertes contrastes donde se puede presenciar la riqueza y la pobreza en todos sus extremos. En Sandton, uno de sus suburbios más ricos, encontraremos una zona comercial y de entretenimiento a la altura delas grandes ciudades europeas o americanas, mientras que en Sowetoaún piremos sentir los efectos de una economía en vías de desarrollo. En cualquier caso, visitar el centro de la ciudad y conocer los lugares más relacionados con la música y el arte, verdaderos signos de identidad de “Jo’burg”, es verdaderamente recomendable.No muy lejos estáPretoria, la capital administrativa del país, ciudad elegante y monumental que en primavera se vuelve del color púrpura de sus abundantes jacarandás.

 

Durban y KwaZulu – Natal

Durban es la tercera ciudad del país, tiene su puerto más activo y es una ciudad de mucho dinamismo: su abundante población india le da un añadido multicultural, y lugares como la mezquitaJuma Musjido elTemplo del Entendimiento bien merecen una visita.Muy cerca hay varios parques naturales, comoHluhluweImfolozioIthala, donde se pueden ver los llamados “Big Five”: leones, leopardos, rinocerontes, búfalos y elefantes. Y también es recomendable visitar Shakaland, una fantástica reconstrucción de una típica villa zulú.

 

Kruger National Park

La reseca natural más antigua y la más grande del mundo es uno de los destinos obligados en Sudáfrica por buenas razones: tiene paisajes espectaculares y es verdaderamente fácil ver en acción a los “Big Five”, además de otras muchas especies exóticas.Muy cerca, en el cañón del río Blyde está la mayor concentración de cataratas del mundo. Especialmente recomendables es Lisbon Falls, con unos impresionantes 90 metros de caída.

Un viaje a Sudáfrica tiene que tener en cuenta la época del año y ser selectivo en cuanto a los destinos, ya que una panorámica completa de todos los destinos citados nos llevaría a un viaje de un mes de duración.

Entre los meses de noviembre y junio es mejor concentrase en el Oeste, donde la gran atracción es Ciudad delCabo. Aquí podemos permanecer unos días y partir a visitar la región de Western Cape, una provincia muy bañada de legado colonial y llena de ciudades históricas, elegante arquitectura y una amplia y tentativa zonde viñedos.

Es posible también adentrarse en el interior y conocer las ciudades Afrikaner de la zona de Little Karoo. Entre una y dos semanas, dependiendo de nuestros intereses, es suficiente para disfrutar de un exquisito y variado viaje.

El Este del país ofrece sin duda una experiencia más típicamente “africana”. Cualquier viaje por esta zona, que es recomendable hacer entre mayo y octubre, tendrá Johannesburgo como punto de inicio, y nos puede llevara la cercana ciudad de Pretoria y al Kruger National Park (a medio día de distancia por carretera).

Este viaje combina perfectamente con una visita a KwuaZuluNatal, para ver el HluhluweImfolozi National Park y la bonita ciudad de Durban, y requiere unas dos semanas para hacerlo completo.

En ambas opciones podremos disfrutar de preciosos paisajes y espectaculares playas

Se requiere para entrar en el país un pasaporte cuya caducidad sea al menos 30 días posterior a la fecha de salida del país. No hace falta visado para estancias inferiores a 90 días

¿Te gusta esta idea?

Contacta con nosotros para que diseñemos un viaje para ti.

Compártelo:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies